Hace ya cinco años que comencé a impartir clases a través de Internet con la idea de que la distancia no fuese un impedimento. Para la mayoría de la gente suena extraño, pero la calidad de video y audio que se nos ofrece hoy en día, hace posible el aprendizaje con total normalidad si se cuenta con un equipo profesional para ello. Vosotros sólo necesitáis un dispositivo con cámara y micrófono (móvil, tablet, ordenador…) y yo aporto el resto. Además recibiréis vídeos y documentos con el material que hayamos trabajado en cada sesión. En este tiempo he dado clase a alumnos de Madrid, Canarias, Valencia, Italia e incluso Finlandia con un alumno que estuvo allí de Erasmus.