Hace ya cinco años que comencé a impartir clases a través de Internet con la idea de que la distancia no fuese un impedimento. Para la mayoría de la gente suena extraño, pero la calidad de video y audio que se nos ofrece hoy en día, hace posible el aprendizaje con total normalidad si cuentas con el equipo necesario. Vosotros sólo necesitáis un dispositivo con cámara y micrófono (móvil, tablet, ordenador…) y yo aporto el resto. Además recibiréis vídeos y documentos con el material que hayamos trabajado en cada sesión. En este tiempo he dado clase a alumnos de Madrid, Canarias, Valencia e incluso Finlandia con un alumno que estuvo allí de Erasmus.